El mundo es diverso y hermoso

Bienvenido a la guía docente para tercer y cuarto semestres de bachillerato que hemos titulado Llevemos la fiesta en paz. Esta estrategia promueve una conciencia de ciudadanía global y, en consecuencia, de ciudadanos y ciudadanas del mundo capaces de edificar su vida y orientar su conducta con base en valores universales y de respeto a los derechos humanos, asumiendo el desafío de aportar a la construcción de una cultura de paz y de promover una sana convivencia en las comunidades más justa e igualitaria, que cultive la comprensión y comunicación entre las personas, independientemente de su diversidad cultural, política, social, económica, física y de credo.

Sin duda, una de las mayores aspiraciones de todo ser humano y de las sociedades es llevar una vida en tranquila, en la que las preocupaciones no desgasten el tiempo y la energía para así poder concentrarse en llevar una vida sin conflictos, donde todos respetemos ideales, credos, actitudes, conductas o cualquier tipo de expresión humana diversa, pero ¿es esto un pensamiento utópico?

Actualmente, pareciera que vivimos inmersos en sociedades violentas. Sabemos que los conflictos y guerras son muy comunes en la historia de la humanidad, aunque en muchas ocasiones la violencia y la imposición son la elección más simple y común para resolver un conflicto, es algo interiorizado como parte de nuestra cultura y al repetirse constantemente continúa dando ejemplo y se perpetúa, construyendo así una sociedad violenta y en constante amenaza. Cada vez que esto sucede se dan muchos pasos hacia atrás en la construcción de una sociedad justa e igualitaria, pero a pesar de esta realidad, la mayoría de las personas coinciden en que la violencia y la imposición no son los caminos para resolver los problemas y que una sociedad en paz sería muy deseable para el bienestar propio y para el progreso de la humanidad.

Pero ¿qué significa cultura de paz?, ¿cómo se convierte ese concepto en realidad?, en otras palabras, ¿cómo se transforman las ideas e ideales que encierra la expresión “cultura de paz” en políticas públicas y actos individuales que modifiquen la vida en todas sus facetas?

La cultura de paz supone, ante todo, un esfuerzo generalizado para modificar mentalidades y actitudes con ánimo de promover relaciones humanas cordiales y de respeto mutuo, además de sociedades con una menor incidencia de problemas como la migración, violencia, marginación, discriminación, entre otros. Significa transformar los conflictos (no tan solo al conflicto bélico, sino también a la contraposición de intereses entre personas o grupos o las diferentes formas de entender el mundo), que la misma diversidad que se presenta en la sociedad hacen inevitables, prevenir los conflictos que puedan engendrar violencia y restaurar la paz y la confianza en poblaciones que emergen de situaciones violentas o de injusticia. Pero su propósito trasciende los límites de los conflictos armados y situaciones violentas para hacerse extensivo también a cualquier contexto.