El mundo es diverso y hermoso
¿Quién soy?
Para comenzar la sesión, pídeles a tus alumnos que digan su nombre completo (aunque tú ya los conozcas perfectamente) y sus edades, de esta manera comprenderán que aunque puede haber compañeros que se llamen igual que ellos, sus apellidos los hacen únicos. Cuando hayan terminado de presentarse, pide que formen equipos con aquellos compañeros con los que compartan nombre o apellido. Si alguno queda fuera, puede integrarse en el grupo donde haya un nombre o apellido de alguien de su familia.
Cada uno de los alumnos deberá elaborar un dibujo de sí mismo y escribir lo siguiente: lugar que ocupa en su familia u hogar, pasatiempo favorito, lugar de procedencia, talento o habilidad especial, artista favorito, deporte favorito, superhéroe favorito y una experiencia que lo haya marcado.

Pídeles a los alumnos que elijan el dibujo que les haya parecido más interesante en el grupo y que expongan su trabajo frente al resto de sus compañeros. Esta actividad tiene dos propósitos: quitarles la pena de hablar en público y hacer que se acepten a sí mismos como personas valiosas.
Para finalizar la sesión, pregúntales a los alumnos que compartieron su trabajo por qué creen que sea importante compartirlo y cómo se sienten al respecto. A los alumnos que no participaron, pídeles que digan cómo recibieron la información. Da seguimiento en la próxima sesión.

Producto: autorretrato y entrevista entre pares/un equipo entrevista a un compañero.

Materiales: hojas y lápices o plumones de colores.

¿Quién soy?
Como continuación de la sesión anterior, pide que retomen el juego y que los alumnos que faltaron de presentar el trabajo lo hagan. Invita a dos de sus compañeros de equipo y a otros dos más de los equipos restantes y solicítales que mencionen una cualidad que les agrade del compañero que está exponiendo. Al final, subraya que hay respuestas parecidas o diferentes y permite que los alumnos descubran las causas y efectos derivados de sus comentarios.
Con base en las respuestas de los alumnos en esta y en la sesión anterior, pídeles que detrás de su dibujo original anoten las características que más les llamaron la atención de todo lo que mencionaron sus compañeros en la retroalimentación e invítalos a que compartan con el grupo cómo se sintieron al escucharlas. Reflexiona con ellos lo siguiente mediante un foro improvisado: ¿qué opinas de lo que tus compañeros piensan de ti?, ¿qué piensas tú de ellos?, ¿se llevan bien o hay alguna diferencia entre ustedes?, ¿a qué crees que se deba esto?
Para finalizar la sesión, pídeles que reflexionen acerca de que los seres humanos somos únicos e irrepetibles, y que por el simple hecho de existir merecemos respeto y tenemos la obligación moral de respetar a los demás.

Producto: autorretrato con características de agrado vertidas por sus compañeros.

Materiales: hojas y lápices o plumones de colores.

Todos somos iguales
Para iniciar la sesión, recuérdales a los alumnos que los derechos humanos son iguales para todas las personas. Es importante que los estudiantes comprendan que ellos gozan de todos los derechos por el simple hecho de existir y es su deber vigilar que no sean quebrantados para ellos mismos y los demás. Invítalos a realizar una lluvia de ideas con el grupo sobre los derechos humanos que ellos conocen y cuál es la importancia de que se respeten sin importar el lugar o situación en el que se encuentre una persona (Anexo 1). Pídeles que imaginen cuáles pueden ser los derechos para todas las personas, dirige la reflexión pensando en las necesidades fundamentales que todos los seres humanos tenemos para vivir una vida plena. En este punto no es importante que los conozcan pero sí que identifiquen su relevancia.
Para reforzar la idea, invítalos a que reflexionen sobre cómo los derechos humanos pueden ayudar a que todas las personas sean libres y felices. Pídeles que elijan uno de los derechos que pensaron y escriban un cuento corto e ilustrado en el que el personaje principal sean ellos mismos. Coméntales también que describan un ejemplo de cómo viven ese derecho.
Para finalizar la sesión, invítalos a que muestren sus trabajos y pregúntales: ¿les parece importante que todos vivamos estos derechos?, ¿qué les hizo pensar su cuento?, cuando escuchan los otros cuentos ¿en qué piensan? Si algunos cuentos no están terminados, coméntales que pueden hacerlo en casa ya que los necesitarán para la siguiente sesión.

Producto: cuento ilustrado.

Materiales: hojas recicladas y lápices o plumones de colores.

Más Información..