El mundo es diverso y hermoso
¡Comer sano es delicioso!
1. No hay que comer menos, hay que comer mejor
Para iniciar la sesión, comenta al grupo que jugarán ¿sabes quién soy? Después, cubre los ojos de tus alumnos con las pañoletas mientras explicas que deberán identificar, a través del sentido del gusto, olfato y tacto, el alimento que les darás a probar. Pide que los toquen, huelan y coman para que te digan qué es lo que tienen en las manos. Cuando los estudiantes logren decirte qué comieron, da la indicación de que se quiten la venda y abran los ojos poco a poco. Pregúntales qué alimento les tocó y cómo lograron identificarlo si tenían los ojos vendados.
Haz este tipo de preguntas: ¿cómo se sintieron con esta actividad?, ¿qué sentiste cuándo probaste el limón?, ¿sientes lo mismo cuando co mes una zanahoria?, qué te gusta más, ¿lo dulce, lo salado o lo ácido?, ¿cuál es tu fruta favorita?, ¿sabes por qué es bueno comer frutas?, ¿qué pasaría si dejáramos de comer?, ¿qué sucedería si solo comiéramos cosas dulces? Continúa en un ambiente de reflexión y resalta la importancia de alimentarse bien para crecer sanos. Realiza una clasificación de alimentos nutritivos y no nutritivos, puedes apoyarte con dibujos en el pizarrón o ilustraciones.
Para cerrar, háblales de que la alimentación balanceada es aquella que incluye porciones adecuadas de vitaminas, proteínas, minerales y otras sustancias necesarias para el cuerpo. Indica que las vitaminas podemos encontrarlas en las verduras; las proteínas, en las carnes; y los minerales en las leguminosas. Apóyate del pizarrón y de las ilustraciones para que el grupo señale cuáles son las verduras, frutas y legumbres que conocen y pídeles que las dibujen en su cuaderno. Con esta actividad resalta la importancia del trabajo en equipo, el compañerismo y la integración.

Producto: ilustraciones con alimentos nutritivos.

Materiales: pañoletas largas para cubrir los ojos de los alumnos, limones, naranjas, zanahorias, azúcar, sal y miel.

¡Comer sano es delicioso!
2. Una buena alimentación mantiene contento al corazón
Inicia la sesión con esta pregunta: ¿han escuchado la frase: ¡niños, a comer!? Sin duda, la hora de la comida es uno de los momentos más agradables de convivencia con nuestras familias. Pregúntales ¿qué comen en casa?, ¿qué es lo que más les gusta? Es importante que se inicie esta actividad con las respuestas que dé el grupo a estos primeros cuestionamientos. Una vez que identifiques sus gustos, pide que reflexionen sobre qué les gusta comer a los niños de otros lugares de Puebla y cuestiona si alguien sabe qué se come en otras regiones del estado. Anota sus respuestas en el pizarrón.
En un lugar visible del salón coloca, de manera anticipada, algunas imágenes con alimentos representativos de otras regiones del estado. Pregunta: ¿saben qué tipo de alimento es?, ¿lo han probado?, ¿reconocen de qué lugar proviene?, ¿saben qué ingredientes tiene? Pídeles que observen los diferentes ejemplos y que mencionen cuál les gustaría probar. Para decidirlo, pide que se coloquen a un lado de la imagen y cuenta el número de niños para identificar el número de votos.
Para cerrar la sesión, pide a los alumnos que dibujen o moldeen un platillo distinto a los que pusiste de ejemplo. Para ello, elegirán un ingrediente de cada una de las imágenes que usaste para ilustrar esta actividad. El platillo lo harán en un dibujo o con las figuras de plastilina o barro. Destaca con esta actividad que, a pesar de estar en lugares distintos y de que no nos gustan las mismas cosas, todos necesitamos alimentarnos sanamente.

Producto: figuras de plastilina o barro y dibujos de alimentos representativos del estado de Puebla.

Materiales: imágenes con alimentos representativos del estado de Puebla, hojas, lápices, plumones o crayolas de colores.

¡Comer sano es delicioso!
3. Si saludable por fuera quieres estar, por dentro debes empezar
Pide, de manera anticipada, que cada uno de los alumnos lleve un ingrediente (fruta, vegetal, etcétera) y una vasija de plástico para preparar un platillo nutritivo. Forma equipos de cinco integrantes y pídeles que describan ante el grupo sus alimentos: nombre, color, forma, si es saludable y por qué y en qué platillos los utilizan en casa.
Una vez que hayan compartido la información, pide que de manera ordenada y respetuosa preparen un platillo con los ingredientes; oriéntalos para que el alimento que preparen sea nutritivo. Solicita que anoten en sus cuadernos cada paso que siguen para la preparación. Recuerda que los alumnos están en un proceso de adquisición de la escritura por lo que sus anotaciones no tienen que ser muy descriptivas.
Para finalizar, pide a los equipos que presenten sus platillos y comenten cuál fue el proceso que siguieron para prepararlo. Solicítales que todos aplaudan el esfuerzo de sus compañeros. Finalmente, destaca la importancia de tener una alimentación balanceada y obtener buenos hábitos alimenticios para crecer fuertes y sanos.

Producto: platillos con alimentos nutritivos.

Materiales: ingredientes para preparar platillos nutritivos y recipientes de plástico.

Más Información..